Las malas prácticas que te impiden crecer en Instagram

Malas prácticas en Instagram
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Al entrar en el mundo de Instagram te encontrarás con muchas malas prácticas disfrazadas de trucos que perjudican directamente los resultados de tu cuenta de negocio en Instagram.

En este artículo te contaremos todas las malas prácticas que debes evitar, además, conocerás el por qué de cada una.

¿Cuáles son las malas prácticas en Instagram?

A medida que la plataforma crece, es cada vez más difícil conseguir alcance orgánico, lo que ha llevado a muchos dueños de negocio a seguir atajos que terminan costándole muy caro a su cuenta.

Antes de caer en la desesperación por falta de crecimiento, debemos replantear todas nuestras acciones tanto las buenas, como las malas, sobre todo las malas para evitarlas a toda costa, puede que sean la razón por la cual no estás creciendo, aquí te contamos las principales:

Los grupos de engagement

¿Has escuchado este término? Son grupos de personas que se ponen de acuerdo para interactuar en tus publicaciones y viceversa.

El problema de estos grupos es que a ninguna de esas personas les interesa tu contenido realmente, entonces piensa por un momento ¿qué propósito tiene las redes sociales en tu negocio? ¿Cómo vas a medir en un futuro el rendimiento de tu contenido? Si las interacciones que está recibiendo tu cuenta son ficticias.

Además de que el crecimiento repentino en interacciones es detectado por Instagram y te puede causar problemas de exposición, otra razón es que así que como nacen estos grupos, también mueren dejándote de nuevo con la baja tasa de interacción que tenías al principio.

Invitar a que te sigan de forma directa

Las personas siguen tu cuenta porque tienes algo importante que aportarle a su vida, no porque se lo pidas, no una buena alternativa para la imagen de tu marca pedir que te sigan desesperadamente.

Además, el engagement de tu cuenta variará a medida que vayas creciendo en seguidores, es decir si hoy tienes 100 seguidores y 50 están viendo tu contenido e interactuando y mañana tienes 1000 y solo 50 siguen interactuando, para Instagram será interpretado como que tu contenido ha perdido toda la relevancia.

Seguir cuentas de forma aleatoria

Debes tener mucho cuidado en el proceso de seguir cuentas nuevas, procura que esas cuentas entren en tu segmentación de público objetivo.

Piensa por un momento, ¿Qué sentido tiene tener 100.000 que jamás van a comprarte y que no les importa tu contenido?

Seguir y dejar de seguir

Esta es una de las prácticas más viejas y conocidas, seguramente te has encontrado con cuentas que te siguen, interactúan con tu contenido, pero al día siguiente te dejan de seguir.

¿Cómo te sentiste? Cuál sea que haya sido tu respuesta ¿Consideras que esa emoción que sentiste es buena para la percepción de tu marca?

Por lo cual, si eres tú una de estas cuentas que lo hace, no lo hagas. La Primera es porque Instagram penaliza esta acción y la segunda que es más importante es por la mala percepción que puede generar a tu audiencia.

Etiquetar en las publicaciones tipo Spam

Aunque no hay penalización directa de parte de Instagram, al menos de que seas reportado, pero lo que si es seguro que generes es desinterés y apatía hacia tu cuenta, la audiencia NUNCA miente, quiere lo que quiere.

Si hasta ahora no les ha gustado tu contenido, etiquetarlos a todos, no hará que eso cambie, lo mejor es que te replantees tu estrategia y te tomes el tiempo de entender lo que tu comunidad necesita y quiere.

Comprar Bots

Pagar bots para que interactúen por ti puede parecer lo más fácil, pero definitivamente es una acción que te saldrá muy cara.

Lo que se busca en redes sociales, sobre todo las marcas es generar conexiones reales y que tus seguidores se conviertan en los primeros promotores de tu negocio.

Y ¿Cómo crees que va a sentir esa interacción o comentario de los bots? ¿Sentirán que es real? Debemos apostar siempre a la calidad en nuestras redes sociales.

Plagiar contenido

Instagram cada vez está siendo más consiente con los creadores de contenido, protegiendo sus derechos como autores.

Puede que te gusto un tema y tú también quieras abordarlo desde tu perspectiva, eso no está mal, lo que no se debe hacer es copiar y pegar la misma publicación de la otra cuenta.

Si eres detectado tu publicación será penalizada y perderás alcance, también es probable que el creador original la vea y denuncie tu cuenta como “Infracción de la propiedad intelectual”

Publicar en exceso el mismo día

Encontrar el timeline lleno de la misma cuenta abruma, más aún si el contenido es pésimo o de venta, esto hace que la experiencia del usuario se vuelva aburrida dando como resultado que abandone la plataforma.

Instagram sabe eso, de hecho, en su artículo oficial dicen textualmente: “tratamos de evitar que se muestren demasiadas publicaciones de la misma persona seguidas.”

Está claro que debemos priorizar la calidad sobre la cantidad, si quieres conocer más sobre el funcionamiento de Instagram, haz clic AQUÍ para leer nuestro artículo donde te contamos todo sobre el algoritmo.

Comprar seguidores

Esta es una de las peores malas prácticas que podemos cometer, ¿por qué? Te explico mejor: la relevancia de tu cuenta será proporcional a la cantidad de interacción que tengan tus seguidores con tu contenido.

Supongamos que compras 200 mil seguidores, estas cuentas en su mayoría son falsas, al momento de que publiques ninguna de estas verá tu contenido, por lo cual no vas a recibir interacción.

Obtendrás una cuenta de 200 mil seguidores y 10 likes, dándole a entender al algoritmo que tu contenido no es bueno y el resultado será que la plataforma limite tu alcance.

No responder los mensajes, ni los comentarios de tu audiencia.

El propósito principal de las redes sociales es crear y fortalecer una comunidad, un vínculo con un grupo de personas que empatizan con tu empresa y tu contenido.

Por lo cual, no responderles y no interactuar con ellos de forma consiente y positiva, es la mejor manera de romper ese vínculo, como en cualquier relación debes cuidarla para mantenerla.

Por último mencionaremos otras malas prácticas que debes evitar:

  • Tener la cuenta de tu negocio privada
  • Dar like de forma masiva.
  • Dejar un comentario comercial repetidas veces.
  • Usar Hashtags prohibidos.

Hemos llegado hasta al final te pedimos por favor no caigas en estas prácticas, sé que hacer crecer tu cuenta de Instagram no es fácil, se necesita paciencia, estrategia y una muy precisa ejecución, pero tomar atajos te va a llevar a perder todo tu esfuerzo.

¿Has cometido alguna de estas malas prácticas? Te leemos en los comentarios.

Comparte el artículo

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
Hola